Los mejores lugares para ver cerezos en flor en Nueva Zelanda

los mejores lugares para ver cerezos en flor en nueva zelanda

Quieres ver increíbles cerezos en flor en Nueva Zelanda?

Para disfrutar un  maravilloso paisaje de cerezos en flor, no hace falta ir hasta Japón, lo puedes vivir en Nueva Zelanda también. Con la llegada de la primavera, hay muchos lugares en el país donde puedes ver cerezos y sus espectaculares flores rosadas, aquí mismo, en nuestro propio patio trasero.

La temporada de los cerezos en flor es corta, y las flores sólo florecen durante unas pocas semanas antes de que sus pétalos caigan al suelo como una brisa de nieve rosa y blanca.

Palmerston North cuenta con uno de los mejores lugares para ver los cerezos en flor del país.

El mejor momento para verlos suele ser de mediados a finales de septiembre, por lo cual, estamos en el momento ideal para ver este increíble paisaje.

Desde hermosos jardines botánicos hasta arboledas escondidas, aquí te contamos dónde disfrutar de los cerezos en flor en Nueva Zelanda:

Aston Norwood Gardens, Upper Hutt

Aston Norwood Gardens está organizando el festival de Blossom Valley este año.

Estos jardines de gemas escondidos en la carretera estatal 2, justo antes de Remutaka Ranges, albergan aproximadamente 400 cerezos en flor, lo máximo que encontrarás en un solo lugar en Nueva Zelanda, casi mejor y más barato que ir a Japón.

El secreto ha salido a la luz en los últimos años, con tanta gente que viene a ver las flores que este año están lanzando el festival Blossom Valley, con sesiones con entradas entre el 9 de septiembre y el 3 de octubre (dependiendo de la floración). Los boletos cuestan $ 10 para ver los jardines durante el día, o puede reservar una experiencia nocturna especial y ver las flores iluminadas después del anochecer por $20. Consulta blossomvalley.nz para obtener más información.

North Hagley Park, Christchurch

Da un paseo bajo las flores en North Hagley Park, no te arrepentirás.

Para escenas de temporada primaverales clásicas, no puedes dejar de visitar nuestra «Ciudad Jardín». North Hagley Park es donde verás los cerezos en todo su esplendor, con el camino a lo largo de Harper Avenue convirtiéndose en un bulevar de flores.

Es un lugar hermoso para una caminata relajada o en bicicleta, o si lo prefieres, puedes participar también en la Cherry Blossom Marathon, que se lleva a cabo bajo los árboles del lugar.

Victoria Esplanade, Palmerston North

En Victoria Esplanade de Palmerston North encontrarás una avenida de cerezos en flor.

Las flores de cerezo han sido durante mucho tiempo una característica primaveral de este parque del centro de la ciudad en Palmerston North. Los primeros árboles se plantaron en la década de 1920 y se convirtieron en una gran atracción, con trenes especiales que traían turistas desde Wellington para ver las flores en primavera.

Si bien los árboles originales tuvieron que ser eliminados debido a su vejez, se plantaron 100 árboles nuevos a fines de la década de 1990, creando una espectacular avenida de cerezos en flor que aún se puede disfrutar hoy en día.

Cornwall Park, Auckland

Cornwall Park es el lugar más popular de la ciudad para ver cerezos en flor.

Este oasis urbano en el corazón de Auckland cuenta con una espectacular variedad de flores de cerezo de color rosa brillante. Hay dos lugares donde puede verlos: la colección más grande se encuentra en Pōhutukawa Drive, con una colección más pequeña a lo largo de Pūriri Drive (consejo: este lugar para ver los cerezos en flor es mucho más tranquilo).

Cornwall Park permanece abierto al público bajo el nivel de alerta 4, pero está cerrado a los vehículos motorizados, y todos los visitantes deben mantenerse a una distancia de dos metros de los demás en el parque. Recuerda, debes permanecer local para hacer ejercicio en los niveles 4 y 3, por lo que no debes viajar por la ciudad para ver las flores; solo tendrá que esperar que los niveles de alerta bajen antes de hacerlo.

Cherry Walk, Dunedin Botanic Garden

Cherry Walk es un jardín secreto ubicado en el Rhododendron Dell del Jardín Botánico de Dunedin.

El jardín botánico de Dunedin es famoso por su Rhododendron Dell, un refugio de cuatro hectáreas que contiene arbustos de rododendros de todos los colores del arco iris. Pero ubicado en el corazón del Rhododendron Dell hay un jardín secreto lleno de cerezos, una pintoresca franja conocida como Cherry Walk.

No muy lejos del Jardín Botánico se encuentra el majestuoso edificio de la torre del reloj de la Universidad de Otago, que en primavera se convierte en el telón de fondo de un pequeño pero hermoso bosque de cerezos. El programa japonés de la universidad incluso alberga un festival anual de hanami (observación de flores) aquí, en el que los asistentes se visten con kimonos y yukatas y disfrutan comida y música japonesa.

Miyazu Japanese Garden, Nelson

Disfruta un picnic hanami al estilo japonés en el jardín Miyazu de Nelson.

El jardín Miyazu de Nelson, ubicado a las afueras de la ciudad junto al Founders Heritage Park, es un lugar sereno que ofrece una pequeña porción de Japón, que naturalmente incluye una impresionante colección de flores de cerezo.

Aquí se lleva a cabo un festival anual de cerezos en flor, pero también se anima a los visitantes a preparar un picnic y disfrutar de los árboles en su tiempo libre durante la floración.

Otros artículos de interés