¿Qué pasará con las solicitudes para obtener la residencia en Nueva Zelanda?

solicitudes residencia nz

La acumulación de solicitudes de residencia en rápido crecimiento hace que algunos se pregunten si el gobierno de Nueva Zelanda se verá obligado a repetir la «eliminación» de solicitudes de 2003 para despejar el camino. Se niega que se esté planeando esto, pero la presión aumenta, informa Dileepa Fonseka.

Kate, originaria del Reino Unido, tiene una visa de trabajo. Trabaja en la industria de la salud y, en teoría, cumple con todos los criterios para la residencia permanente.

En enero del año pasado, su solicitud de residencia permanente se agregó a una pila de otras 9800 esperando una decisión.

En noviembre del año pasado, esa pila se había disparado a más de 26,000 solicitudes y Kate todavía estaba esperando una respuesta.

«No veo cómo van a superar toda esta acumulación de solicitudes, pero mi pregunta es ‘¿por qué siguen dejando que la gente se postule?'», dijo.

El proceso

Después de que presentan expresiones de interés (EOI), se invita a los migrantes a solicitar la residencia, si sus solicitudes cumplen con los requisitos.

Sus solicitudes de residencia deben ser aprobadas si cumplen con los criterios requeridos, pero no hay plazos establecidos para el tiempo que INZ (Immigration New Zealand) puede tardar en considerar las solicitudes.

Cuando Kate le pidió a Inmigración en enero de 2020 una actualización, le dijeron que INZ todavía estaba procesando solicitudes desde diciembre de 2018.

«Simplemente no lo están haciendo … no se ha movido desde diciembre de 2018. No entiendo cómo pueden tratar a las personas de esta manera, esto crea una gran ansiedad y estrés».

«Si no la obtengo, entonces tengo que cambiar toda mi vida y he trabajado tan duro para llamar a este lugar mi hogar y ahora dicen ‘bueno, veremos como hacemos'».

La acumulación de solicitudes en espera desde entonces hace que algunos inmigrantes y sus abogados teman que se pueda utilizar un método «draconiano» para eliminar las solicitudes de la cola, empleado por última vez a principios de la década de 2000.

Las decisiones sobre solicitudes de residencia de inmigrantes calificados han caído un 25 por ciento desde que el gobierno de coalición llegó al poder. Eso es tanto para rechazos como para aceptaciones.

Se tomaron más de 30.000 decisiones de residencia en el año hasta noviembre de 2017, pero se redujeron en 7.000 un año después. En 2019 (hasta noviembre) se tomaron poco más de 22.000 decisiones. Los abogados de inmigración ahora están advirtiendo a sus clientes que deben esperar un poco más de un año para las solicitudes que antes tomaban tres meses.

Gran demanda para menos lugares

La carga de trabajo adicional en Inmigración en Nueva Zelanda es puramente un juego de números. El número de personas en Nueva Zelanda con visas de trabajo temporales y visas de estudiante (a menudo con derechos laborales) se ha duplicado a más 290.000 al año durante la última década bajo ambos tipos de Gobierno. Muchos continúan solicitando la residencia permanente una vez aquí y, a menudo, los empleadores y los proveedores de educación los tientan a venir a Nueva Zelanda porque su visa de trabajo temporal o de estudiante les proporciona un camino hacia la residencia.

Sin embargo, tanto el gobierno del partido «nacional» (NZ National Party)  como el «laborista» (NZ Labour Party) han reducido el número de aprobaciones de residencia planificadas en alrededor de un 20 por ciento a alrededor de 37.000 al año. Eso significa que en 2008 había 125.000 solicitantes potenciales para 47.000 visas de residencia: una proporción de 2,65 a uno. Este año existe el potencial de 290.000 postulantes para 37.000 plazas permanentes: una proporción de 7,84 a uno.

Esencialmente, Nueva Zelanda sugirió que vinieran aquí para trabajar duro (a menudo por un salario bajo) y obtener un camino hacia la residencia. Sus documentos de la visa incluso estaban etiquetados como ‘Camino a la residencia’ (Pathway to Residence) hasta mediados de 2018.

Esta combinación de muchos más solicitantes para pocos lugares ha puesto a los oficiales de caso y a sus gerentes del INZ bajo una enorme presión para rechazar o frenar muchas más solicitudes. Ha significado que el número promedio de visas de residencia permanente calificadas haya aumentado a 3.170 por mes en los primeros 11 meses de 2019 desde un promedio de 1.990 por mes en los 24 meses de 2017 y 2018. Los datos de inmigración muestran un promedio de 1.730 «skilled work residency» aprobadas por mes en 2019. Hubo 1.674 aprobaciones por mes en el calendario 2018 y 2.010 por mes en 2017 bajo el gobierno del «NZ National Party» (hasta noviembre).

Las solicitudes de visas de residencia permanente por trabajo han aumentado un 59 por ciento en los últimos dos años, pero las aprobaciones están funcionando casi igual en el último año bajo el gobierno del «Labour Party» que en el último año bajo el «National».

Los solicitantes se encuentran en el limbo y apelan a los parlamentarios

El portavoz del «National Party» sobre Inmigración, Stuart Smith, dijo que colegas de ambos lados del Parlamento habían notado el retraso.

“Todos los miembros del Parlamento harán que la gente pase por sus puertas con estas historias sobre sus vidas que están en suspenso con estos retrasos”, dijo.

Rechazos rápidos: aprobaciones estancadas

El abogado de inmigración Alastair McClymont dijo que no había habido una desaceleración en la cantidad de solicitudes rechazadas y que se procesaron rápidamente. Las demoras se produjeron en las solicitudes en las que los solicitantes cumplen con los criterios, dijo.

McClymont y otros han alegado un «procesamiento lento» en las solicitudes de residencia, alegando que el Gobierno está tratando de contener la cantidad de personas a las que otorga la residencia procesando las solicitudes lentamente.

INZ tiene que otorgar a los solicitantes la residencia permanente si cumplen con los requisitos para ello, pero no existen leyes que determinen cuánto tiempo pueden tomar los oficiales de INZ para hacerlo.

“Es como una presa donde la presión aumenta y aumenta y aumenta porque todos continúan solicitando visas de migrantes calificados, pero no obtienen ninguna decisión”, dijo McClymont.

«Puedo prever un desastre en el futuro».

Camionetas de mensajería llenas de aplicaciones

Durante el último gobierno laborista a principios de la década de 2000, Nueva Zelanda enfrentó una considerable acumulación de solicitudes de residencia permanente. Más kiwis de lo esperado regresaron a casa tras los ataques del 11 de septiembre y la recesión económica que los acompañó. Luego, el gobierno de entonces aumentó los requisitos de residencia para que menos inmigrantes fueran elegibles para establecerse aquí de forma permanente.

Nueva Zelanda ha operado un ‘rango de planificación’ de 45.000 a 50.000 aprobaciones de residencia por año desde principios de la década de 2000, y esto a menudo se ha expresado como un rango de dos años de 90.000 a 100.000.

El anterior gobierno del «National» bajó el rango de 85.000 a 95.000 para los dos años hasta junio de 2018, lo que significó que la asignación anual se redujera de 47.500 a 45.000.

El gobierno de la coalición «Labour-New Zealand First» lo redujo nuevamente a entre 50.000 y 60.000 para el período comprendido entre el 1 de julio de 2018 y el 31 de diciembre de 2019, reduciendo efectivamente la tasa anual de 37.000 para el período que expiró a fines de junio de 2018.

El anuncio del gobierno laborista en 2002 provocó que camionetas de mensajería llenas de solicitudes de residencia aterrizaran en la puerta de Nueva Zelanda casi de la noche a la mañana, ya que los solicitantes de residencia en el extranjero, muchos de los cuales no tenían ofertas de trabajo, se apresuraron a obtener sus formularios para que fueran juzgado por los estándares más antiguos y laxos.

Legalmente incapaz de rechazar las solicitudes que cumplían con los criterios antiguos pero no con el nuevo, en 2003 el gobierno de Clark las “caducó” en su lugar, borrándolas de la cola de un plumazo.

Esos solicitantes aún podrían solicitar la residencia, pero tendrían que enviar una nueva solicitud según las nuevas reglas.

La medida provocó un exitoso desafío legal de la Asociación de Migración e Inversión de Nueva Zelanda (New Zealand Association of Migration and Investment).

Pero fue una victoria con un gran costo para NZAMI, ya que se modificó la ley para permitir al gobierno total discreción para dejar de lado las solicitudes de residencia en Nueva Zelanda.

¿Podría el laborismo hacerlo de nuevo?

El abogado Mark Williams, de la firma Lane Neave con sede en Christchurch, encabezó ese desafío legal y dijo que si bien sería más fácil para un ministro de inmigración usar ese poder hoy, tendría consecuencias mucho más graves que en ese entonces.

«Estamos en una intensa competencia internacional por todas aquellas personas que ves en esa lista de escasez de habilidades a largo plazo, especialistas de «IT», cirujanos, hay una variedad de ocupaciones que todo el mundo quiere», dijo Williams.

«Si desarrolla una reputación en el sentido de que inmigración rechaza y rechaza las solicitudes de residencia hechas de buena fe, o hay grandes retrasos, entonces desde una perspectiva de atracción internacional eso nos hace retroceder un poco», dijo.

Si bien la pila de solicitudes a principios de la década de 2000 estaba compuesta en gran parte por migrantes en el extranjero desempleados que se apresuraron a cumplir con los estándares de inmigración laxos, los solicitantes de hoy en día ya viven y trabajan en Nueva Zelanda en trabajos donde se los necesitaba, dijo Williams.

«Es vergonzoso que un gobierno cancele las solicitudes de personas que han presentado solicitudes de buena fe».

«A principios de la década de 2000, pude ver exactamente por qué decidieron fallar y deshacerse de ellos, porque no podía haber 20.000 personas que vinieran aquí con visas de residencia y  que no pudieran conseguir trabajo».

¿Es hora de «rendirse»?

“No hay ningún plan para excluir a los solicitantes de la lista de espera”.

«La política de residencia en Nueva Zelanda es importante y no debe apresurarse, ni debe basarse de manera simplista en un número, sino ser flexible y adaptable a nuestras necesidades futuras en el mejor interés de Nueva Zelanda», dijo tiempo atrás el ex-ministro de inmigración Lees-Galloway a través de un comunicado enviado por correo electrónico.

Anu Kaloti, portavoz de la Asociación de Trabajadores Migrantes (Migrant Workers Association), dijo que la política de inmigración actual parecía basarse en la esperanza de que «la gente se frustrará, se rendirá algún día y se irá, y serán reemplazados por un nuevo grupo de migrantes temporales».

‘Dejados en el limbo a largo plazo’

“Cualquiera que sea el partido que esté en el poder, deben reconocer el hecho de que hay personas aquí que han estado en Nueva Zelanda cinco años, diez años, fácilmente, y siguen pasando de una visa temporal a la siguiente con la esperanza de que algún día se conviertan en residentes permanentes.”, Dijo Kaloti.

Kate, que no quería que se publicara su apellido por temor a que retrasara aún más su solicitud, ahora enfrenta la perspectiva de que su visa expire antes de que reciba una decisión sobre su residencia. Tampoco puede perder su trabajo ni cambiar de empleador dentro de ese tiempo.

“Habrá miles de personas cuyas visas vencen este año, entonces, ¿qué hacen? Es un desastre «, dijo Kate.

“Obviamente, se me pasó por la cabeza si debería rendirme y decir que quiero que me devuelvan el dinero y probar Australia o algo más”, dijo.

“Pero es como si hubiera trabajado tan duro para llamar a este mi hogar. He pagado la tarifa de mi solicitud. He trabajado tan duro en mi trabajo: ¿por qué debería rendirme? »

Esto es lo que muestra el sitio de INZ para «Residence visas» en estos momentos (12/02/2021):

Visa 50% de las solicitudes se completan en: 75% de las solicitudes se completan en: 90% de las solicitudes se completan en:
Partner of a New Zealander 6 months 9 months 13 months
Permanent Resident Visa 11 days 28 days 76 days
Skilled Migrant 20 months 21 months 23 months
Transfer of visa to new passport 2 days 4 days 8 days
Variation of travel conditions on a resident visa 7 days 21 days 71 days

Para ver tiempos específicos de procesamiento, mira este ENLACE.