Se extiende el tiempo para las exenciones de visas para trabajadores críticos

extensiones de visas trabajo critico

Exención para trabajadores críticos de la salud

El gobierno ha extendido discretamente el tiempo para las exenciones de visa Covid-19 para trabajadores de salud críticos.

Los trabajadores de la salud y quienes trabajan con discapacitados se encuentran entre el grupo limitado de extranjeros a los que se les puede otorgar visas para ingresar actualmente a Nueva Zelanda.

Pero hasta el miércoles, su trabajo tenía que comenzar antes del 30 de diciembre para obtener una visa.

Sin un anuncio público, el Gobierno lo prolongó hasta el 31 de marzo de 2021, y un portavoz del ministro de Inmigración, Kris Faafoi, confirmó que el cambio ocurrió el 19 de noviembre.

No está claro por qué aún no se había hecho un anuncio formal, pero los detalles estaban en el sitio web.

El portavoz de Faafoi dijo que el Gobierno «comprende las necesidades de contratación dentro del sector, en particular para nombrar nuevos médicos y profesionales médicos en el extranjero».

La medida fue una sorpresa para el Colegio Real de Médicos Generales de Nueva Zelanda y la Red de Médicos Generales Rurales de Nueva Zelanda (Royal New Zealand College of General Practitioners and New Zealand Rural General Practitioners Network). Estas organizaciones pidieron el jueves al Gobierno una extensión para aliviar las presiones sobre las prácticas médicas en zonas rurales.

Dijeron que las comunidades rurales estaban «enfrentando una crisis de atención médica con más de una cuarta parte de todas las prácticas rurales con escasez de personal».

Ninguna de estas organizaciones estaba al tanto de la medida hasta que Newstalk ZB se puso en contacto con ella.

El director ejecutivo de la Red de Médicos Generales Rurales de Nueva Zelanda, Grant Davidson, dijo que era desconcertante porque habían hablado al respecto con Faafoi hace unas semanas.

Situación en zonas rurales

«Obviamente, estamos muy contentos con la decisión».

Pero Davidson dijo que también estaba «realmente decepcionado de que no haya habido comunicaciones oficiales».

«Hemos estado en conversaciones con el Ministerio [de Inmigración] y la oficina del ministro durante algún tiempo».

«Estamos tratando de trabajar juntos en esto y para el mejoramiento de las comunidades rurales, solo nos tenía que avisar», dijo.

Davidson dijo que había «alrededor de 50» trabajos de médicos de cabecera con fechas de inicio a partir de enero, pero no había suficientes médicos locales para llenar los vacíos.

Hablando antes de ser consciente de la extensión de la exención de visa, Davidson enfatizó que estos eran roles especializados que debían cubrirse y que no había suficientes médicos de cabecera capacitados en Nueva Zelanda.

Dijo que ya tenían médicos alineados en el extranjero, algunos que habían renunciado a sus trabajos, y luego tuvieron que cancelar porque no pudieron obtener un contrato que comenzara antes del 30 de diciembre.