Hacer house sitting en Nueva Zelanda y ahorrar en alojamiento

Alojamiento gratis en Nueva Zelanda

Sabías que haciendo House Sitting ahorras dinero en alquiler, renta o alojamiento?

Durante los últimos años, las distintas formas de viajar han atravesado grandes cambios en comparación a las maneras tradicionales de hacerlo. Es cada vez más usual recurrir a viajes que nos hagan sentir distintas experiencias, convivir con los lugareños, aprender cosas nuevas y crecer como personas. Abandonando también un poco la idea de ir a un lugar únicamente a descansar o únicamente a tomarnos la foto con aquel monumento famoso de fondo. Hacer house sitting en Nueva Zelanda te dará muchos más beneficios, más allá que el de ahorrar dinero.

Dentro de estas nuevas alternativas, encontraremos modalidades tales como la del “trabajo por hospedaje”, “house sitting”, “viajar a dedo”, entre muchas otras. Lo que permiten dichas opciones, es la interacción con los locales, trabajar junto a ellos, aprender sus costumbres, su cultura, sus intereses y también sus problemáticas. Y sumado a todo esto, siempre habrá algún rato libre para explorar destinos clásicos o poco visitados u otros que solo conocen los de la zona que muchas veces nos sorprenderán.

Una opción casi gratis en alojamiento: house sitting

En el caso de la modalidad de “house sitting”, quizá haya menos interacción con la gente pero a fin de cuentas depende un poco de cada viajero. Ser cuidador de casas o “house sitter” implica que, cuando el dueño de la misma tiene que ausentarse por un período de tiempo determinado, confía en una o más personas para que se queden y cuiden su hogar. Esto se da sobre la base de un acuerdo mutuo que implica que los «cuidadores» no deberán pagar alquiler obviamente. Y a cambio, se deben asumir las responsabilidades de cuidar las mascotas y llevar ciertas tareas de mantenimiento (piscinas, césped, correo, etc). Una de las funciones principales detrás de todo esto, es la de mantener la seguridad de la propiedad intacta y aparentar todo como si el dueño estuviera en casa.

Una buena reputación o «rating» es fundamental en house sitting

Tanto para los dueños de casa como para los cuidadores, es fácil buscar y encontrar distintas opciones de esta modalidad en la web. Con el tiempo ha ido incrementando la oferta y la calidad de estos intercambios. Así también como en otras plataformas de servicios comparables como ser: AirBNB, Uber, o Couchsurfing, la existencia de una puntuación tanto de cuidadores como de dueños, es indispensable para el éxito de la misma. A medida que la reputación o “rating” de cada uno va aumentando, se facilita bastante conseguir un nuevo lugar en un próximo destino donde vivir otra experiencia.

Si quieres viajar por diferentes lugares y ahorrarte el dinero del alojamiento haciendo house sitting, debes tenerlo muy en cuenta: una buena reputación o rating es fundamental para hacerlo con continuidad.

I was a house sitter in New Zealand, then COVID-19 happened ...
Kiwihousesitters

Dentro de esas opciones en el rubro de “house sitting”, se encuentra el emprendimiento de “Kiwihousesitters” que como el prefijo “kiwi” nos hace suponer, está basado en Nueva Zelanda. Al momento de escribir este artículo (junio 2020), ofrece más de 50 propiedades disponibles para cuidar dentro del país. Para hacerlo, es necesario crearse una cuenta que actualmente cuesta $84 NZD por 18 meses para un potencial cuidador, el equivalente a 4,66 NZD por mes. Para los propietarios es totalmente gratuito y deberán proveer información detallada de la propiedad, fotografías y el comportamiento y tareas esperados por parte de los cuidadores.

El sitio web es bastante intuitivo ya que delimita claramente las secciones entre lo que respecta a propietarios y lo que respecta a los “sitters”. Como se menciona anteriormente, la calificación de los usuarios es esencial y la página en si misma tiene una valoración de 5 estrellas en “Feefo” una plataforma que provee el intercambio de reseñas. Además cuenta con los canales esperados de comunicación de cualquier sitio. Tales como Facebook, Instagram, Twitter, Gmail, una sección de preguntas frecuentes (tanto para propietarios como para cuidadores) y una sección que detalla “cómo funciona” el sistema. Por último, también es posible realizar búsquedas rápidas por fecha, regiones ó ciudades, esto nos va a facilitar la tarea de encontrar nuestro próximo hogar.

Este es el link al sitio web de Kiwihousesitters
Hacer house sitting en Nueva Zelanda y ahorrar en alojamiento

Trusted Housesitters

Si piensan viajar por mucho tiempo y visitar diferentes países, hay otra opción que pueden considerar. Trusted Housesitters es una empresa internacional que te puede conseguir un lugar o una mascota para cuidar en más de 130 países.

En esta página tienes 2 opciones: cuidar animales/mascotas (petsitter) o cuidar casas (housesitter).

El costo al registrarte como cuidador es de $139 NZD al año y te da la opción de cuidar casas o animales en todo el mundo cuantas veces quieras en ese año.

Como en todos los sitios de este tipo, se califican a los «sitters» con 1 a 5 estrellas, por lo cual no nos cansaremos de repertirlo: una buena calificación es fundamental. Y más si lo piensas hacer por un largo tiempo mientras viajas.

Este es el link al sitio web de Trusted Housesitters

Hacer house sitting en Nueva Zelanda y ahorrar en alojamiento

Si están interesados en vivir una manera diferente de viajar y de pasar su estadía en un país espectacular como Nueva Zelanda, les recomiendo aventurarse en este tipo de modalidades. Obviamente tienen un gran valor agregado para los amantes de las mascotas y de los animales. Si ese es su caso les recomiendo visitar kiwihousesitters.co.nz  o trustedhousesitters.com para indagar mas sobre las posibilidades que ofrecen estas plataformas y probar su propia experiencia, ahorrando dinero en alojamiento mientras viajan. Por esto y muchos más beneficios, tienes que hacer house sitting en Nueva Zelanda!

 

24/7 translationsEscrito por: Agustín Jauregui
Editado por 24/7 TranslatioNZ Ltd 247translationz@gmail.com
247translationz.com